Avilés - Soto de Luiña (Camino de Santiago por la costa)

Etapa de ruta de varios días

46 km

Avilés

Soto de Luiña

Lineal

No recomendada para principiantes

Índice IBP:

Track GPS 

Descripción de la ruta

En esta etapa, partimos del centro de la Villa de Avilés en dirección a la costa. Durante este primer tramo, vamos a ir por una carretera con bastante tráfico (pasando por las poblaciones de Raíces y Salinas). Justo al final de Salinas, comienza un carril bici que conduce a Piedras Blancas y nos ayuda a adentrarnos en esta localidad. En un punto del camino, se toma la carretera CT-1 para ascender a Las Chavolas y después descender a Santa María del Mar, donde hay varias playas en el camino donde hacer una parada.

La playa de Santa María del Mar (en realidad son dos playas, la del Puerto y la de La Llada) se trata de una ensenada de apenas 300 metros, abierta por la desembocadura del río Ferrera. Como curiosidad, cabe señalar que a su derecha se encuentra La Ladrona, un islote con una oscura leyenda que narraba que en sus cuevas habitaba un calamar gigante.

Desde Santa María del Mar comienza una gran recta (en ligera subida) que nos lleva hasta el pueblo de Santiago del Monte, donde, justo al llegar, nos desviaremos para finalmente coger la carretera AS-318. Posiblemente se oigan ruidos de aviones y es normal, puesto que el Aeropuerto de Asturias se encuentra a escasos metros.

Seguimos la carretera, que nos llevará hasta margen derecha de la desembocadura del Nalón, al pueblo de San Juan de La Arena. La bajada es espectacular, con una visión panorámica muy hermosa.

El río Nalón es el río más largo y caudaloso de Asturias. Nace en la Fuente la Nalona, en el puerto de Tarna, (Caso) y desemboca entre San Esteban de Pravia y San Juan de la Arena formando la ría de Pravia tras regar la vega de Peñaullán y recibir al Narcea en Forcinas, (Pravia).

A la salida de San Juan de La Arena, podemos ir por la Senda Norte hasta el pueblo de El Castillo (que alberga el Castillo de San Martín). En este tramo, hay un área recreativa donde se pueda hacer una parada.

El Castillo de San Martín fue construido por Alfonso III sobre los restos de un asentamiento anterior, con el fin de proteger la costa y la ría de incursiones normandas. Durante la Edad Media sirvió de plaza fuerte en diversas disputas nobiliarias. La primera defensa estaba formada por un foso y una barbacana con tres puertas. Dentro del recinto se situaban la vivienda del alcaide, habitaciones para la guarnición, una plaza de armas y una capilla dedicada a San Martín.

Finalmente, llegamos a Soto del Barco, donde dejaremos la carretera AS-318. Cruzaremos este pueblo, y usando la antigua carretera para bajar y unirse con la N-632. Durante la bajada, podremos ver a mano izquierda la famosa isla de los kiwis, donde se cultiva dicha fruta. Por la N-632 hay que seguir durante unos 5 kms hasta desviarnos a la altura de La Vana.

Previamente, se pasa por la villa de Muros de Nalón, y donde puede dar una vuelta por el Palacio de Valdecarzana y Vallehermoso. También se puede visitar la plaza del Marqués de Muros, desde donde esta villa empezó a crecer allá por la Edad Media, y admirar el estilo indiano del ayuntamiento y otros edificios.

Una vez se llega a La Vana hay que desviarse por una carretera local cogiendo el camino de Santiago del Norte (que se toma y se deja en varias ocasiones en esta ruta) para entrar en El Pito, pueblo que alberga la impresionante Quinta de Los Selgas.

La Quinta de Los Selgas es un conjunto de palacio y finca ajardinada construido a finales de 1800 por iniciativa de los hermanos Ezequiel y Fortunato de Selgas. La mansión conserva casi intacta su decoración original, y alberga pinturas de grandes maestros como Goya o El Greco, acompañado por un variado muestrario de muebles, textiles, objetos de orfebrería y otras curiosidades. Un pabellón vecino exhibe una colección de tapices. Los jardines suponen un compendio del paisajismo europeo y se cuentan entre los más relevantes de España.

A poca distancia y a la altura de la iglesia de Jesús Nazareno, la ruta prosigue hacia Piñera. A continuación se pasa por San Juan y después se incorpora a la carretera nacional que lleva en bajada hasta la villa de Artedo, donde se encuentra la playa de la Concha de Artedo, momento en el que se recomienda relajarse.

Desde esta villa, se comienza a remontar los casi 3 kilómetros que hay hasta San Martín de Luiña, punto donde la ruta se desvía por la AS-222 hasta San Cosme. En esta localidad hay que desviarse para descender por caminos rurales hasta llegar a Práramo, lugar de inicio de una preciosa senda que acompaña al río Esqueiro hasta el final de esta etapa: Soto de Luiña (donde al llegar se divisa la iglesia de Santa María, con su torre del reloj).

La iglesia de Santa María de Soto de Luiña, es una construcción que data del siglo XVIII. Junto con la Casa Rectoral, forma un antiguo hospital de peregrinos vinculado al camino de Santiago.

Recordatorios y anotaciones

  • En gran parte de esta ruta, hay disponible tren FEVE (ancho métrico/vía estrecha), que nos podría ayudar en caso de necesidad.
  • Soto de Luiña es el punto final de esta ruta. Si se quiere, se puede explorar lugares cercanos, como el pueblo de Oviñana (con el faro del Cabo Vidio). De manera adicional y opcional, en Cudillero (villa marinera y capital pixueta) se puede bajar al puerto por sus laberínticas calles empedradas, disfrutando de un merecido avituallamiento mientras se deleitan con las vistas del anfiteatro que forman sus casas.

Perfil de la ruta

Mapa de la ruta

Powered by Wikiloc

Galería de fotos

2020-04-18T16:04:37+02:00

Deja tu comentario