Luarca - Ribadeo (Camino de Santiago por la costa)

Etapa de ruta de varios días

56 km

Luarca

Ribadeo

Lineal

No recomendada para principiantes

Índice IBP:

Track GPS 

Descripción de la ruta

La salida desde Luarca se hace siguiendo el itinerario oficial del Camino de Santiago. Es una cuesta empedrada dura, por lo que recomendamos caminar los primeros metros. Pero merece la pena, ya que no es muy largo el tramo y luego tendrán unas vistas espectaculares de la villa y seguidamente el pedaleo es cómodo.

El recorrido cruza la N-634 y sigue por carreteras locales y sendas, de manera más o menos paralela a la general. Tramo muy entretenido y sin ninguna dificultad especial de pedaleo. El track señala el punto donde abandonar el Camino de Santiago y volver a rodar por la general N-634; tampoco es un drama, la carretera es tranquila y con arcén. (La opción de ir a Puerto de Vega, antes de Villapedre es un rodeo que no contempla el track, pues aunque evita la general un tramo, tiene sus desniveles. ¡A su elección!)

Esta carretara pasa por el pueblo de El Bao (en este punto comienza un pequeño tramo sin arcén), Villapedre, Piñera hasta llegar a Villaoril. En esta localidad, hay que estar atentos, ya que la ruta marcada nos desvía a la derecha para ir por carreteras locales hasta Navia. Tras enlazar con la carretera NV-3 y pasar por La Colorada, ya estamos a escasos minutos de la villa de Navia, donde podemos hacer una parada. Esta localidad cuenta con casi todos los servicios, incluida estación de tren y de autobuses, por si fuera necesario.

La Villa de Navia es la capital del concejo Navia. Posee un rico patrimonio monumental, etnográfico y artístico. Su casco histórico antaño recinto amurallado, conserva aún gran tipismo. Navia recibió su carta puebla por otorgamiento de Alfonso X entre 1270 y 1284, siendo un paso obligado y punto de descanso para los peregrinos que se dirigían a Santiago y cruzaban el río por medio de barcas.

Se cruza la villa y tras pasar el puente que salva la ría de Navia (y que nos hace entrar en el concejo de Coaña), el Camino de Santiago gira a la izquierda por la carretera CÑ-3, pero al poco hay que abandonarlo y seguir el track colgado para evitar unas duras subidas. Ciclaremos primero por la carretera CÑ-3 y después por la CÑ-1 para reincorporarnos al Camino de Santiago «oficial», que discurre por carreteras secundarias.

Finalmente, nos incorporaremos a la carretera general N-634 para hacer un breve tramo y, en la inmediaciones de Cartavio, hay que girar a la izquierda (ojo, que hay que cruzar la carretera nacional) y seguir habitualmente (que no siempre) las indicaciones del Camino de Santiago. Este tramo es una sucesión de carreteras locales, caminos y sendas no asfaltadas. No durará mucho porque poco antes de llegar a La Caridad, capital del concejo de El Franco, tendrá que volver a la carretera general N-634. Justo antes de entrar al pueblo, hay un rotonda, y se toma la salida por la FR-1 para atravesar el pueblo entero y un poco más. Se llega a un punto donde se gira a la izquierda para cruzar la N-634. Tras ello, nos siguen varios kilómetros por el Camino de Santiago en un comodísimo trayecto que va mas o menos paralelo a la carretera general, cruzando localidades como San Pelayo o Valdepares. Llegado el momento, se volverá a cruzar la carretera general N-634 y tomar una carretera local que nos llevará, en bajada, hasta la localidad de Porcía y a cruzar el puente que salva el río Porcía.

Pasado el puente, debemos de abandonar el camino de Santiago oficial para evitar una dura subida, y seguimos por la carretera local que entronca con la carretera general N-634. Pero no nos incorporaremos, sino a SOLO 20 metros tomaremos un estrecho desvío a la derecha y luego se sigue la tranquila carretera local muy cómoda, que en un agradable paseo nos lleva hasta Tapia de Casariego. Justo después de ese desvío se encuentra el Palacio de Campos, un ejemplo de palacio rural con saeteras en la planta baja hechas de pizarra, escudo en la fachada principal y capilla frente a la portada de acceso. En este paseo, pasaremos por la zona de la laguna de Salave, conocida por antiguas intenciones de crear una industria extractivista (mina) de oro y que no tuvo gran acogida por la población (véase mural: «Vacas sí, oro no»). En Salave, podemos hacer una parada en el parque de la localidad, que cuenta con fuente de agua.

No dejen de admirar, a la entrada de Tapia de Casariego y junto al albergue de peregrinos, las espectaculares vistas desde el mirador sobre la ensenada de Ribera Nova.

Se cruza Tapia de Casariego por sus calles y zonas peatonales, hasta enlazar con una senda costera que nos lleva hasta las playas de Tapia (A Ribeiria, Del Murallón/Maleguas, Los Campos/Anguileiro).

La villa de Tapia de Casariego, capital de concejo, cuenta con un agradable paseo marítimo, con algún que otro mirador, con un puerto con mucho encanto lleno de casas que se nos antojan colgadas sobre el mar y con sus bares y para añadir un punto de ‘hippysmo’ y modernidad está la playa de Anguileiro, muy conocida por el campeonato de surf que desde hace décadas se celebra allí…y además está el faro, antiguo y situado en un islote que se conecta con tierra por un dique, lo que le da un aire diferente…

A la salida de Tapia de Casariego, seguimos camino por carreteras locales, y algún tramo de pista, sin apenas tráfico pasando por localidades como Villamil o Santa Gadea, para llegar a la espectacular playa de Peñarronda (sitio ideal para comer y echar una siesta) con dos magníficos miradores a cada lado (el primero, con la ermita de San Lorenzo en las cercanías).

La playa de Peñarronda la comparten los concejos de Castropol y Tapia. Dividida por el arroyo de mismo nombre, Peñarronda es única: cuenta entre su flora con Malcomia littorea, es decir, alhelí de mar, una especie en peligro de extinción, que no está presente en ningún otro lugar de Asturias. Además, destaca por su singular belleza, en forma de concha alargada y con una roca redonda en el centro que da nombre a la playa. Tiene buenos equipamientos, es ventosa y con fuerte oleaje, lo que la hace perfecta para la práctica del surf.

Tras dejar la playa de Peñarronda, seguimos por tranquilas carreteras locales, pasamos la bien equipada área recreativa de Arnao y llegamos a la playa de Arnao, donde también nos podríamos pegar un chapuzón. ¡Atención! Justo para continuar, hay que tener cuidado puesto que la carretera está dañada, por lo que recomendamos hacer este pequeño tramo (50 metros) a pie. Después de la zona acotada, seguimos por  la carretera hacia el puente de los Santos y cambiar a la vecina comunidad autónoma de Galicia. Justo antes de cruzar el puente hay otra área recreativa (A.R. del puente de los Santos), donde podriamos parar.

El puente de los Santos se extiende durante 612 metros sobre ría de Ribadeo o del Eo para servir de vía de conexión entre Asturias y Galicia. El puente de los Santos recibe este nombre por su cercanía a dos capillas de la villa de Ribadeo, la capilla de San Román en Figueiras y la de San Miguel en Ribadeo, sitas en extremos opuestos de la ría.

No hay otra opción que ir andando por la estrecha pasarela peatonal que hay al lateral del puente. Si van con alforjas muy cargadas quizás sea mejor quitar una o las dos y hacer otro viaje de vuelta. ¡Eso lo verán cuando estén allí!

Tras cruzar el puente, giramos para adentrarnos en la localidad de Ribadeo y finalizar la ruta de hoy en la plaza mayor donde se ubica el edificio del Ayuntamiento.

Ribadeo es como toda Galicia un destino en el que admirar lo mejor de la costa, la naturaleza de paisajes y como no, su gastronomía, pero además es una ciudad en la que poder descubrir lo mejor de la historia y el pasado de una localidad que todavía cuenta con algunos restos medievales y de otras épocas que tenemos que destacar, como la Capela da Virxe do Camino, el Fuerte de San Damián o la Torre dos Moreno.

Y aprovechen para degustar una de los platos típicos de la zona: pulpo a la gallega.

El pulpo a la gallega (en gallego polbo á feira​) es un plato tradicional de Galicia y básico en su gastronomía. El plato consiste en pulpo limpio de sus vísceras y que es cocido entero durante algún tiempo (preferiblemente en una olla de cobre).​ Tras la cocción es cortado mediante unas tijeras en rodajas de un centímetro de grosor aproximadamente; es servido espolvoreado con pimentón en su superficie. En algunas ocasiones, también se acompaña de patatas cocidas con piel y presentadas enteras cortadas por la mitad (cachelo o cachelos en plural). Es frecuente verlo servido caliente, recién hervido, puestas las rodajas sobre una tabla de madera mientras sobre el montón se le rocía con abundante aceite de oliva (mediante el empleo de una alcuza), pimentón, dulce o picante pero nunca ahumado, ya que desvirtúa el sabor del pulpo y se vierten algunos granos de sal gorda.

Recordatorios y anotaciones

  • La línea de tren FEVE (Ferrol-Gijón) nos acompaña en nuestro trayecto, por si fuera necesaria su utilización.

Perfil de la ruta

Mapa de la ruta

Powered by Wikiloc

Galería de fotos

2020-04-18T16:02:22+02:00

Deja tu comentario