Pedaleando entre Llanera y Avilés

1 día

35 km

Lugo de Llanera

Avilés

Lineal

No recomendada para principiantes

Índice IBP: 23

Track GPS 

   Ficha PDF

Descripción de la ruta

Ruta que comienza en el concejo de Llanera, para cruzar por momentos el de Corvera y terminar en el de Avilés; se saldrá de la estación de Lugo de Llanera pedaleando tranquilamente por la senda compartida con peatones que une dicha población con Posada donde se divisará la sierra del Naranco y el pico Santufirme. Una vez en Posada (p.k. 3,5) y tras pasar la plaza del pueblo, se tomará la carretera que lleva a San Cucao. En este punto parecerá que una de las manos del Cristo del Naranco nos señala, como queriendo bendecir el leve esfuerzo. Se pasará por delante del prado (p.k. 5) donde se celebra Los Exconxuraos (fiesta de Interés Turístico Regional que se celebra anualmente a finales de Junio y que con su temática pretende trasladar a sus visitantes a épocas medievales), y casi sin darnos cuenta se llegará a San Cucao. Aunque, en este caso, se tomará un desvío un poco antes, en el cruce que indica la dirección a Bonielles.

En San Cucao se encuentra el centro ecuestre «El Asturcón», la iglesia con su tejo característico y  también la Torre Valdés, en la actualidad Castillo de San Cucao. Es un conjunto monumental y sobrio, formado por una torre y un cuerpo rectangular adosado a la misma que la prolonga hacia el norte. Tiene su origen en una torre cuadrada medieval, mandada construir en el siglo XIV (hacia el año 1393) por Diego Menéndez de Valdés, el Mayor, miembro de esta poderosa e influyente familia. Hoy se conserva solamente su estructura general y, al parecer, una pequeña ventana geminada del último piso en la que se talla un escudo, que según F. Sarandeses, presenta las armas de Valdés, Castilla y León y Bernaldo de Quirós, así como la tronera con forma de bocallave situada bajo ella. La torre y el cuerpo rectangular se reformaron en numerosas ocasiones (la última en 1989), dando lugar a la construcción actual, cuya mayor parte parece corresponder a los siglos XIX y XX. Así, la torre, que tiene plantas, reemplazó a principios del s. XX su cubierta de teja a cuatro vertientes por un remate almenado con garitones cilíndricos en sus ángulos. El cuerpo adosado, con dos plantas y desván, culmina de igual modo. Grandes vanos goticistas con arco apuntado rasgan los muros tanto de la torre como del cuerpo rectangular.

De camino (p.k. 6,5) se encuentra el ruinoso Palacio de Villanueva, cuya historia la conoce bien Ramón Rodríguez, director de la Biblioteca de la Universidad de Oviedo y autor de la guía de Llanera. El estudioso fija sus orígenes en el siglo XVII, cuando fue construido por una de las ramas de la familia Valdés. Su fundador fue Andrés Díaz de Villanueva, creador del mayorazgo de Villanueva. Rodríguez cree que fue su nieto, el capitán Álvaro de Valdés Quirós y Navia-Osorio, quien debió renovar el mayorazgo en 1709 y 1723 y quien probablemente remodeló el palacio y colocó los escudos de armas de los Valdés, los Bernaldo de Quirós y los Navia Osorio. En la actualidad es propiedad de la familia del conde de Revillagigedo.

De camino a Bonielles (p.k. 10,2), se ganará altura, pudiendo divisar a la espalda el valle hacia Posada, pero también el de Las Regueras amenizado con los gigantes eólicos (tal y como diría Don Quijote) del parque eólico de La Degollada y quizás algún que otro aguilucho buscando alguna presa que cazar. La subida, de unos 3 kilómetros y medio, es quizás el tramo más duro de la ruta. En lo alto esperan la iglesia de San Nicolás de Bonielles y el curioso caño-lavadero de La Frecha, a veces intermitente.

En Anduerga (p.k. 12)  se tomará la comarcal AS-233 que une Trubia con Los Campos coincidiendo este tramo con la última parte de otra de las rutas de Asturies ConBici, “Una vuelta por Llanera”, aunque en este caso se tomará el sentido inverso. La comarcal conduce en suave bajada a Santa Cruz de Llanera (p.k. 13) y pasa cerca del pico Gorfolí situado a la izquierda. Aquí tendrá lugar la segunda subidita del día de un kilómetro aproximadamente, antes de llegar a Barredo y Arlós (p.k.. 15,5) para luego recuperar las piernas en una bajada hasta poco después de la aldea de La Peluca (p.k. 18). A continuación se afrontará la última subida, de un kilómetro, bajo un precioso bosque que se extiende durante los 6 kilómetros siguientes hasta Los Campos. En este punto se deberá extremar la precaución pues es una carretera estrecha y en mal estado.

En el p.k. 23 se cruzará perpendicularmente la carretera autonómica AS-17 que viene de Cancienes y se seguirá hacia al embalse de Trasona, donde tras dar una vuelta al mismo (p.k. 24-28) se atravesará una pasarela de madera que conduce al Centro de Alto Rendimiento, donde se pordrá observar cómo se entrenan los futuros campeones palistas. En la zona hay dos áreas recreativas: la de Gabitos y la de Overo. Se puede parar a comer en cualquiera de las dos, ya que a lo largo de la ruta salvo que se pare cerca de alguna de las fuentes que hay o en Los Campos, no hay ningún establecimiento donde hacerlo.

El palacio que se divisa en el horizonte, justo al lado de las compuertas, es el de Trasona o Palacio de Los Rodríguez de León-Peñalver, hoy en propiedad de ENSIDESA. Data de mediados del siglo XV, ampliado en el siglo XVII y reformado a fines del XIX, fue casa solariega de los Rodríguez de León, señores de la Casa de Trasona, aunque posteriormente paso por manos de los Trelles, los Sierra y los Argüelles e incluso destinado como residencia de verano de los condes de Peñalver. En cuanto a su arquitectura presenta la tipología característica de los palacios barrocos asturianos: estructura cúbica, articulada en torno a un patio central cuadrado, dos plantas y dos torres de tres pisos en las esquinas de su fachada principal.

Continúa la ruta rumbo a la población de Trasona donde, por momentos, se irá por la carretera AS-18 que conecta Gijón con Avilés. En este punto habrá que volver a extremar la precaución ya que suele haber bastante tráfico. Se tomará un desvío a la derecha por un tambaleante puente de colores anexo al campo de fútbol de «La Marzaniella» (p.k. 30) que abocará al inicio oriental de la senda fluvial de la ría de Avilés. La ruta discurrirá cerca de las distintas naves siderúrgicas que posee Arcelor-Mittal en la zona hasta el Centro cultural Niemeyer y, finalmente hasta la estación de ferrocarril donde finaliza la ruta. En este último tramo se podrán contemplar un sinfín de esculturas relacionadas con la siderurgia y la minería.

 

Recordatorios y anotaciones

-Ruta apta para ciclistas noveles, no así para menores, al transcurrir parte de la misma por carreteras con tráfico

-Ruta apta para todo tipo de bicicletas ya que está asfaltada en su totalidad. En un par de tramos el firme de la carretera se encuentra en mal estado

-No hay prácticamente desnivel; evitándose la subida al Alto de La Miranda

 

Perfil de la ruta

Mapa de la ruta

Powered by Wikiloc

Galería de fotos

2020-04-19T08:23:36+02:00

Deja tu comentario