Santa María de Bendones de Mil Maneras

1 día

40 km

Oviedo

Oviedo

Circular

No recomendada para principiantes

Índice IBP: 40

Track GPS 

Ficha PDF

Descripción de la ruta.

Esta excursión de cicloturismo discurre por sendas verdes, carreteras secundarias con poco tráfico y algún tramo de camino —si bien tiene alternativas— que dependiendo de la temporada en la que se haga puede presentar más o menos barro. Presenta algunas subidas que le dan cierta emoción y bajadas en las que la precaución y la atención han de tenerse en cuenta.

Tiene aromas a otras épocas; épocas donde los palacios, iglesias y caleyas romanas eran lugar para la vida cotidiana de los habitantes cercanos a Ovetus.

Empezaremos en la estación de RENFE de Llamaquique, para por la senda verde del Parque de Invierno, llegar a La Manjoya. Contemplad el Aula de la Naturaleza ubicada en la antigua estación, por la que no pasa el tiempo bajo las manos de pintura. Poco después nos desviaremos hacia la Senda Fluvial del Nalón, llana pero con ligero desnivel a favor. Subiremos hasta el pueblín de Picuyanza, con el pico Arnea siempre frente a nuestros ojos. Serán carreteras rurales las que nos transportarán contemplando la sierra del Aramo. El primer tramo tiene fuerte subida pero después es suave y prestosa. Llegando a dicha localidad —hay una fuente para recargar agua— seguiremos por la misma carretera que ahora baja con un descenso fuerte hacia Manzaneda para acabar en El Portazgo. A mitad de bajada, si no vais muy rápido, podréis contemplar la placa-homenaje al ciclista italiano Alessio Galletti, que falleció en 2005 por infarto durante la disputa de la XXIX edición de la Subida al Naranco.

Tras cruzar el Nalón por el puente de Manuel Reguera, del siglo XVIII, 500 metros después de El Portazgo tomamos a nuestra izquierda la senda verde de Bárcena – Olloniego hasta la entrada del polígono de Olloniego. La senda acaba, por lo que pedalearemos la carretera que nos conduce hacia Tudela-Agüeria (donde por cierto, están los estudios de producción audiovisual de la TPA) y Anieves.

Continuaremos por la carretera rumbo a Tudela-Veguín, famosa por su fábrica de cementos y por ser el pueblo del desparecido cantante Tino Casal. Empezaremos a subir por la carretera comarcal AS-243, la cual no tiene arcén y pasan algunos coches, así que hay que ir con cuidado. Pasamos por varios pueblos, entre ellos Cortina y Llano del Río; en el primero podremos ojear la Ermita de La Merced y, en el segundo las extrañas figuras de seto. Casi coronando llegaremos a Bendones en la que una fuerte bajada nos conducirá a su iglesia prerrománica. Pararemos un ratín para comer y ver dicho monumento por fuera, lo de entrar a verla está complicado.

La Iglesia de Santa María de Bendones, templo construido entre 792 y 842, es considerado una de las joyas del arte prerrománico asturiano. Declarada Monumento nacional en 1958. Fue construida durante el reinado de Alfonso III de Asturias. Sirvió de polvorín durante la guerra civil y en un momento dado explotó. Años después Joaquin Manzanares, bajo la dirección de Menéndez Pidal casi la rehízo entera de nuevo. La torre que aloja el campanario es de nuevo cuño y fue una idea de él que, la verdad, no desentona nada con el estilo arquitectónico original.

Después de comer iniciamos la rutina por la pequeña carretera que sale a la derecha nada más abandonar la iglesia. Es una fuerte bajada con curvas, estrecha y puede pasar algún coche. Al poco de continuar por esa carretera sale un desvío que es un poco betetero y técnico, si bien la gran mayoría llano y luego algo de bajada, cortito y que le da emoción a la ruta y que nos transporta a Quintaniella.

Finalmente llegamos a un puente por el que ya pasamos antes. ¿Adivináis? Siiiií, el Polígono de Olloniego. Atravesamos ese puente de nuevo y continuamos por esa carretera, esta vez dirección Santianes (en el pueblo se halla una iglesia de origen románico con una placa del siglo IX recientemente rehabilitada), y tras una leve subida nos plantamos en Olloniego. Aquí podremos divisar en una misma panorámica:

  • La Puente Vieya. Datada en la era medieval, constaba de cinco arcos de distinta altura. En la actualidad presenta solo tres, algo más apuntado el del centro. Su función seguramente fue salvar el río Nalón en el antiguo camino hacia la Meseta pero en el 1676, debido a unas fuertes crecidas, vio alterado su curso quedando en
  • La Torre Muñiz y el palacio de Bernaldo de Quirós. El Palacio, tiene su origen en la torre circular de carácter defensivo, levantada en el siglo XIV, pero la mayor parte de lo que hoy conocemos corresponde al siglo XVI, época en la que la torre defensiva se transforma en palacio. Esta construcción tendrá distintas ampliaciones hasta la definitiva en el siglo XVIII.

Más adelante pedalearemos la senda Bárcena-Olloniego, dirección Bárcena. Cuando acaba, enlazamos con otra senda verde hacia Soto del Rey. Llegado el fin de la misma, pedaleamos hacia delante en ligera subida por la N-630 destino Oviedo. Hay tráfico debido a la cercana entrada de la autopista pero no os preocupéis que solo lo haremos durante unos instantes, ya que pasado el entronque con dicha A-66, nos desviaremos —bajo un túnel— por una carreterina que, en subida constante, nos lleva hasta la zona del Bosque de La Zoreda. Dependiendo de las fuerzas que nos queden, quizás tengamos ganas de entrar a mano izquierda y ver el precioso torreón del castillo, hoy convertido en hotel.

Allí continuamos hasta llegar en bajada, otra vez de nuevo, a la senda Fluvial del Nalón que nos deja en la senda de Fuso-Oviedo, para entrar por el Parque de Invierno a Oviedo, inicio de esta bonita ruta de cicloturismo.

Recordatorios y anotaciones.

·Ruta apta para bicicletas de montaña o híbridas

Perfil de la ruta.

Powered by Wikiloc

Galería de fotos

2020-04-19T18:30:34+02:00

Deja tu comentario